El mundo de la música celebra el cumpleaños de Freddie Mercury

Publicado el: 5 Septiembre de 2020.
Levanteemv, Queen Productions.  
Tiempo de lectura: 3 minutos.

Un 5 de septiembre pero del año 1946 nacía el incombustible Freddie Mercury que tal día como hoy cumpliría 74 años. Casi 29 años después de su muerte su figura sigue estando muy presente y dejando huella en el panorama musical, y es que su legado sigue siendo igual de actual, único y original.

Nacido en 1946 en Zanzíbar, Farrokh Bomi Bulsara, conocido por el resto de los tiempos como Freddie Mercury, falleció víctima del sida el 24 de noviembre de 1991.

A pesar de que de aquí poco se cumplen 29 años de su muerte, el líder de Queen se mantiene vivo a través de sus canciones, que le han situado como icono indiscutible de la música del siglo XX. ¿El mejor cantante de rock de la historia? Desde luego está entre los más aclamados.

Aprovechando la celebración del cumpleaños del carismático cantante, la Mercury Phoenix Trust, organización sin ánimo de lucro creada por expreso deseo del cantante tras su muerte para luchar contra el SIDA (enfermedad que padeció y que le provocó una bronconeumonía que le llevó a la su muerte) ha organizado una subasta para recaudar fondos.

Tweet para recaudación de fondos, el destino irá a la Mercury Phoenix Trust.

Así las cosas, es este un buen momento,como cualquier otro, para repasar su trayectoria en tres canciones. Complicado escoger, pero en ese desesperado intento está el desafío.

Bohemian Rhapsody (1975)

Perteneciente a su álbum de 1975 ‘A Night at the Opera’, es sin duda la obra maestra de Queen. Escrita por Mercury, se aleja abruptamente de los cánones de la música popular, con seis secciones diferentes, y demuestra una visionaria ambición compositiva. Siempre fue un momento cumbre en los conciertos de la banda y regresó al número 1 de las listas de medio mundo en 1991, más de tres lustros después de su publicación original, como homenaje del público tras la muerte del vocalista.

I Want To Break Free (1984)

En los ochenta Queen no abandonaron su vertiente más rockera, pero sí que se dejaron influenciar por el ambiente popero de la época, dando mucha importancia a los teclados en algunas de sus composiciones. ‘I Want to Break Free’ es una de las canciones capitales del grupo correspondiente a esos años, reforzada por un icónico videoclip que provocó un impacto mastodóntico, con los miembros de la banda vestidos de mujeres y Freddie pasando la aspiradora con una falda más que ceñida.

We Are The Champions (1977)

Fue el himno de varias generaciones, pero ante todo (y tal vez a la luz de la película quede más claro), fue el himno de la propia vida de Freddie Mercury, que pagó su sentencia pero no cometió ningún crimen.
«Quería hacer una canción participativa. Algo que los fans pudieran tomar como propio. Por supuesto, le di mayor sutileza que a una canción de cancha. Supongo que puede verse como mi propia versión de My Way. Ciertamente no fue fácil, como dice la canción: no es una cama de rosas«. Así se refirió Freddie a su canción. Como el gran showman que era, dejó un halo de misterio en lo que dijo. Bien mirado, ratifica y elude cada una de las versiones que se dicen sobre el tema. Es una canción sobre el triunfo que recuerda, en cada verso, que no hay tal cosa como el triunfo. Como él mismo lo dijo: su propio My Way.

Según un estudio realizado en 2011 por las Universidades de Londres y Nueva York, se trata de la canción más pegadiza de la historia. Entre otros, los parámetros de la investigación son diversos: el aire que toma el cantante en cada verso (cuanto más alarga las palabras, más pegadiza), la cantidad de sonidos y matices (también: mientras más, más pegadiza), cuán aguda es la voz y cuánta destreza vocal requiere ayudan a que uno sienta mayor energía y quiera corearla.

Síguenos en nuestras redes sociales.

Somos la nueva cara del periodismo en Costa Rica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *